fbpx

Blanqueamiento dental: ¿Puede dañar mis dientes?

La realización de blanqueamientos dentales es uno de los tratamientos de estética dental más demandados entre nuestros pacientes. El deseo de tener una sonrisa bonita, viene motivado por que la boca es uno de los factores que más relevancia tiene en la estética facial. 

Uno de los aspectos que hacen bonita una sonrisa es el color de los dientes, aceptándose de manera universal como estereotipo de belleza una dentadura blanca. Si tienes interés en conocer cuales son los procedimientos para realizar un blanqueamiento dental y que tipos de tratamientos podemos realizarte en la clínica te recomendamos que leas nuestro artículo al respecto en nuestro blog https://www.dcsmilecenter.es/conoces-los-diferentes-tipos-de-blanqueamiento-dental/

Hoy queremos centrarnos en resolver una duda muy habitual que asalta a los pacientes cuando nos consultan para recibir este tipo de tratamiento: “¿Doctor este tratamiento me va a estropear o dañar mis dientes?”. Sin duda la respuesta es no, si bien hay que matizar dicha afirmación.

El blanqueamiento dental no es nocivo para los dientes siempre y cuando se haga bajo prescripción y supervisión médica con productos controlados y sometidos a rigurosos controles de calidad. Es bastante habitual el empleo sin control de sustancias que favorecen el blanqueamiento de los dientes, basado en remedios milagrosos o consultas realizadas vía internet en medios o páginas que muchas veces distan de estar preparadas para ello. Algunas de esas sustancias provocan aclaramiento del diente por abrasión algo que sin duda ninguna si no está controlado por un profesional puede suponer un riesgo para la salud de los dientes, condicionando la aparición de desgastes en el contenido mineral del diente. 

Los dos productos usados en el aclaramiento dental son el peróxido de hidrógeno y el peróxido de carbamida, en concentraciones que varían dependiendo de si se van a usar para un tratamiento en la consulta dental o a nivel ambulatorio (en casa) por parte del paciente. El empleo de sustancias con concentraciones inadecuadas sin control y en cantidad excesiva puede provocar aparición de lesiones en los dientes y encías. Por ello es importante que un profesional conocedor de estos aspectos te aconseje a la hora de seleccionarlos.

Si el tratamiento se lleva a cabo en casa, existen en el mercado a la venta algunos productos que usan férulas “universales” que se colocan sobre los dientes para mantener en contacto el blanqueador con la superficie de los mismos. Sin duda por muchos procesos de conformación y adaptación que se puedan realizar usando una fuente de calor, estos materiales nunca tendrán un ajuste tan bueno como aquellos que se fabrican a medida y de manera totalmente personalizada y adaptada a cada boca en la clínica dental. Y ese ajuste resulta crucial para evitar que el material que realiza el blanqueamiento pueda irritar tus encías.

Es importante señalar que el diente tiene un límite de aclaramiento, es decir, que el diente no se blanquea hasta el infinito y que aunque periódicamente se puede realizar un recuerdo o refuerzo del blanqueamiento, la frecuencia con la que este se lleva a cabo debe estar controlada por un profesional. De la misma manera que existe la Anorexia, existe la Blancorexia un trastorno en la que los individuos que la padecen nunca ven suficientemente blancos sus dientes y se someten a repetitivos tratamientos muchos de ellos sin control médico que acaban provocando importantes daños en sus dientes algunos de carácter irreversible.

Por supuesto la aparición de sensibilidad durante un blanqueamiento o inmediatamente posterior a este, es un fenómeno pasajero y relativamente habitual. Pero si los tiempos, productos o maneras de llevarlo a cabo son inadecuados esta sensibilidad puede tornarse permanente y desagradable.

Por eso si estás pensando en realizarte un blanqueamiento dental, acude a la consulta donde te asesoraremos sobre cual es el tipo de blanqueamiento que más te conviene y como llevarlo a cabo para que los resultados sean buenos y tus dientes no sufran por ello.

Puedes pedir tu cita a través de la web, te esperamos!

Deja un comentario