fbpx

Complicaciones en la salida de los dientes definitivos

Un motivo habitual que lleva a los papis a acudir a nuestra consulta con los más peques de la casa, es la salida de los dientes definitivos fuera del lugar que deberían ocupar y la no caída de los dientes de leche.

Clínicamente, es una situación que sorprende y preocupa a los padres, al ver en boca el diente temporal y el diente permanente “en doble fila” o malposicionado. Los incisivos inferiores definitivos suelen salir en torno a los 6 años de edad y son los primeros dientes de leche en recambiarse. Lo habitual es que antes de que esto se produzca se caiga el  diente temporal o de leche, pero hay ocasiones en las que se puede dar la erupción de un incisivo inferior definitivo sin que se haya caído el diente temporal correspondiente. 

 

En primer lugar, queremos explicaros un poco el porqué los dientes de leche se caen. Se produce por la presión que los dientes definitivos al erupcionar producen sobre la raíz de los dientes de leche, lo que va provocando, que estos se vayan quedando sin raíz hasta que definitivamente se caen. Pero si la posición y dirección del diente definitivo no es la correcta ese fenómeno no se producirá y se verá ese efecto de “doble fila de dientes”. 

Aunque es una situación que en ocasiones se resuelve de manera espontánea al caer el diente temporal y ocupar el diente permanente su correcta posición por empuje de la lengua, es necesario acudir con el niño a la clínica para que el odontopediatra y la ortodoncista podamos valorar la causa, su posible solución estudiando los factores que puedan estar influyendo y el tratamiento a llevar a cabo. 

En algunos casos podemos necesitar extraer el diente de leche para favorecer la salida del definitivo y/o o realizar un tratamiento de ortodoncia de primera fase en el caso necesario. Esta situación puede ser un primer indicador de que el niño puede estar teniendo un bajo crecimiento de los maxilares y por tanto un diagnóstico temprano puede permitir solucionarlo aprovechando el potencial de crecimiento del niño y evitar tratamientos más complejos cuando es más mayor.

Por lo tanto, siempre que veamos situaciones que nos llamen la atención o consideremos raras durante la fase de recambio dental de nuestros niños de la dentadura temporal a la definitiva, lo mejor es que pidáis una cita y vengáis a vernos para que les echemos un vistazo a vuestros peques. 

¡David, Elena y Cocosmile se encargarán del resto!

Deja un comentario